Archivos para octubre, 2012

El papel y el cartón requieren su propio espacio de reciclaje. Aprende dónde guárdarlos en casa y a saber qué se tira y qué no al contenedor azul. Te damos las claves de un buen reciclaje.

Consejos para reciclar cartón

Su lugar en casa

Para convertir el reciclaje de cartón en una costumbre es fundamental mecanizar el proceso. Lo primero que hay que hacer es decidir el lugar de la casa en el que se va a ir guardando el papel y el cartón que se acumula a diario. Ten en cuenta que debe ser un sitio que esté a mano y que invite a bajarlo a la calle al contenedor azul que le corresponde. Un buen lugar para guardar los papeles y cartones es la terraza o un rincón de la cocina.

¿Dónde lo guardo?

En una bolsa de papel o una caja de cartón para que poder tirarlas también a reciclar.

¿Dónde lo tiro?

En el contenedor azul para papel y cartón. En él puedes tirar: cartones, cajas de envases, folios, periódicos, revistas y sobres sin plástico. Nunca tires al contenedor azul: bricks, papeles encerados, parafinados, de fax, autocopiativo, tisú, platos, tazas o vasos de este material.

Consejos

– Plega los cartones, será más fácil introducirlos en el contenedor y además ocuparán menos espacio.

– No olvides quitar los precintos, plásticos, grapas, etc.del papel o cartón. Estos materiales dificultan el proceso de reciclaje de cartón.

Ver todos nuestros productos de cartón reciclado

Anuncios

España recupera y recicla cada vez más papel y cartón, aunque la crisis pone en peligro este sector.

Reciclar cartón es importante

Un gesto tan sencillo como reciclar un residuo de papel o cartón supone importantes beneficios para el medio ambiente. Por ello, los consumidores son determinantes en la mejora de su entorno utilizando correctamente los contenedores azules. En este sentido, las cifras de recogida y reciclaje en España han aumentado en los últimos años, aunque los responsables de este sector aseguran que la actual crisis económica podría poner en peligro esta tendencia.

Cartón ondulado un embalaje de primera clase

Ahorro de energía con reciclaje

El ahorro de materias primas y de energía son los principales beneficios medioambientales que se logran con el reciclado, además de que los residuos que se pueden reciclar no acaben en el vertedero.

HUESCA.- Entre los residuos urbanos que se producen se pueden reciclar los envases de vidrio, los de cartón, el papel y cartón -aunque no provenga de envases- y envases de plástico, latas metálicas y briks. Del total de los residuos producidos, entre el 20 y el 25 por ciento es papel y cartón; entre el 15 y el 20%, envases para el contenedor amarillo, y alrededor del 10%, envases de vidrio. Estos porcentajes son en peso, pero varían si se mide el volumen. Los envases, por ejemplo, representan alrededor del 70% en volumen.

Los beneficios que se logran reciclando se pueden medir con ejemplos como que con cada tonelada de cartón reciclado se ahorran 2 metros cúbicos de vertedero, 140 litros de petróleo, 50.000 litros de agua y la vida de 15 árboles. Por una botella de vidrio que se recicla se ahorra la energía necesaria para tener encendido un televisor durante tres horas, y por cada lata metálica, la energía eléctrica para tener encendida una lámpara de 20 watios durante 4 horas.

Para lograr estos beneficios, se necesita la colaboración ciudadana, mediante la selección en origen. Se deben clasificar los residuos en cuatro tipos, y echarlos en el contenedor adecuado. Hay que tener en cuenta que si se echa materia orgánica en los contenedores de cartón o de envases, queda contaminado su contenido y no se puede reciclar la carga entera de un camión. Así, el error de un ciudadano estropea la colaboración del resto

Noticia publicada en: www.diariodelaltoaragon.es

El cartón ondulado tiene muchas vidas. Pueden volver a nuestras manos, una y otra vez, en forma de nuevos embalajes. Cada vez que lo depositamos en un contenedor azul, le estamos dando otra oportunidad.

 

Recuperación y reciclaje de cartón

La recuperación y reciclaje del papel y cartón usados prolonga la vida útil de las fibras de celulosa, evitando que acaben en los vertederos.

Y el papel que no entra en el circuito de reciclaje (por estar contaminado y no ser apto como materia prima) puede ser empleado como combustible, al igual que la biomasa residual del proceso de fabricación. Así se cierra y equilibra todo un ciclo de aprovechamiento de recursos: el ciclo sostenible del papel, que parte de una fuente renovable y natural de materia prima.

La industria papelera española garantiza el reciclaje de la totalidad del papel y cartón que se recupera. Y ya se recupera para su reciclaje el 74,4% del papel y cartón que se consume. La tasa de utilización se sitúa en el 80,6% y la de reciclaje en el 73,9%. Estas cifras nos sitúa en el “club del 70%”, formado por los países que más reciclan en todo el mundo: Irlanda (90%), Noruega (85%) Suiza (83%), Reino Unido y Holanda (78%), Alemania (77%), Japón (73%), Suecia (72%) y Austria (70%).

En total, 4,6 millones de toneladas anuales de papel y cartón usado, que suponen un ahorro de volumen en vertedero equivalente a más de 45 grandes estadios de fútbol como el Bernabéu o el Camp Nou llenos hasta arriba y evitan la emisión en vertedero de 4,1 millones de toneladas de CO2 (más del 1% de las emisiones totales que produce el país).

La colaboración ciudadana en la recuperación y el reciclaje es fundamental. Separar el papel usado y depositarlo en los contenedores azules es la mayor contribución al consumo responsable de papel que puede hacer el ciudadano. De los 133 kilos de papel que utilizamos anualmente por habitante, 99 kilos se recuperan y se envían a las fábricas papeleras donde se reciclan.

Una buena dotación de contenedores para el papel y cartón de los hogares, adecuadamente distribuida y ubicada, con una frecuencia de recogida adaptada a las necesidades del usuario, es el pilar fundamental de la recogida selectiva municipal de papel y cartón que en las entidades locales con más de 100.000 habitantes. El volumen de materia reciclada ya se sitúa en 29 Kg. por habitante, según el Informe Grandes Ciudades, elaborado por RECIPAP.

Si a esto añadimos los sistemas de recogida específicos para otros generadores de papel y cartón usado (pequeño comercio, oficinas, colegios, hostelería, mercados, polígonos industriales, universidades, playas…), evitando que colapsen los contenedores destinados al papel y cartón doméstico, entendemos el porqué de este éxito. Sin olvidar las campañas de concienciación y la periódica información sobre los resultados, porque nada motiva más al ciudadano que saber que su esfuerzo produce resultados positivos.